viernes, 20 de marzo de 2009

Cinismo y crisis

Propone: Jose Antonio
Comenta: Juli
Jose Antonio nos sorprendió con una gran película de Charles Chaplin llamada Monsieur Verdoux. Aunque esté basada en hechos reales, no encajaría nunca en una sobremesa de una televisión privada, ya que para ello el principal requisito sería la ausencia de calidad de la producción, y en este caso, nos encontramos con lo contrario.

Como ya nos comentó Jose Antonio, todo parte de una proposición de Orson Welles sobre la historia de un tipo indecente, un empleado de banco despedido y de cierta edad, que cambia su oficio por el de embaucador de cincuentonas y así, se acercaba a ellas con el sano propósito de convertirse en su viudo. Eran cincuentonas acomodadas, diría que de buena familia, con algo de dinero que nuestro protagonista "tomaba prestado" para poder dar una vida decente a su querida primera familia. Con esta era un Doctor Jeckyll, todo tierno y amoroso con su mujer inválida y su hijo. Y un Mister Hide con el resto, sus nuevas esposas que, ilusas, se casaban con su futuro verdugo.
En el trasfondo de la historia hay una crítica latente al deshumanizado capitalismo y al egoísmo humano, en que las leyes del mercado y las regularizaciones laborales pueden llegar a desesperar tanto a una persona que es capaz de sacar su lado más macabro.
Para quien quiera saber más sobre la película o sobre Chaplin, aquí dejo un enlace:

4 comentarios:

J. Antonio dijo...

¿Llaman "El Pibe" a "El Chico"?

JULI dijo...

Será en "argentino". Por lo que he visto en internet, allí también "traducen" los títulos de las palículas. Por ejemplo, Solo ante el Peligro allí se llamó A la hora señalada.

Feliso 9001, una odisea espacial. dijo...

Discrepo con el comentario de las películas de sobremesa. Su principal objetivo y función es inducir a una plácida y confortable siesta, y lo suelen cumplir con creces. Al tratarse de productos que cumplen eficazmente sus objetivos, yo diría que cumplen con sus particulares requisitos de calidad.

Rubén dijo...

Bueno, ya sabemos todos que Chaplin nunca estuvo muy a favor del Capitalismo. Basta con ver "Tiempos Modernos".