martes, 29 de julio de 2008

Mi tesssoooro

Propone: Juli
Comenta: Jose Antonio

Juli nos trajo un western crepuscular mezclado con dosis de road movie de Sam Peckinpah., “Quiero la cabeza de Alfredo García”. Su concepto viene a ser algo así como que los hombres son unos puteros y las mujeres unas zorras. Vamos Disney de pura cepa, jejeje. Así de majo era el tal Peckinpah. Al pobre Alfredo se le ocurrió dejar preñada a la hija del cacique mejicano de turno y ahora todos le persiguen para cobrar la tan ansiada recompensa. Sin embargo, el tesoro se convertirá en la perdición de todos los que entran en contacto con él.

El protagonista es el clásico perdedor que ve en la recompensa la oportunidad de comenzar una nueva vida. Alfredo está muerto y sólo hay que encontrar su tumba, cortarle la cabeza y cobrar la pasta. Si el pobre hubiera visto más películas, tendría que haberse dado cuenta que esto sólo puede terminar fatal. ¿No se lo podía imaginar? Ir a pleno desierto, lleno de violadores que se quieren tirar a tu novia que te pega ladillas, cazarrecompensas que te quieren robar una cabeza putrefacta llena de hielos y moscas y la familia de Alfredo que quiere recuperar la testa. Vamos, no es precisamente algo que pueda acabar bien. Como todos hemos visto la peli, nadie pedirá mi cabeza si al final digo que el protagonista pierde lo que más amaba. Entonces la cabeza deja de ser el tesoro y se convierte en fuente de obsesión del protagonista que quiere vengarse de quién le puso en esa situación.. Parafraseando una crítica que le leído por ahí, es un “me voy pero con dos cojones”. Todos quieren la cabeza y todos acaban haciendo compañía al pobre Alfredo. Parece La venganza de Don Mendo, porque creo que no queda ni el apuntador.

La película causó diferencias encontradas tras su proyección aquella calurosa noche de miércoles y me he decidido a hacer el comentario para defenderla de sus detractores. Violenta y cruda hasta la extenuación, Quiero la cabeza de Alfredo García, nos da la oportunidad de volver a invitar a Peckinpah para los Golfa de quien ya vimos allá por el tercer ciclo Perros de Paja.


5 comentarios:

pepe dijo...

Efectivamente la peli es violenta y cruda. Y también sucia y sórdida. La realización desquiciada y frenética da como un aspecto de pesadilla a todo el conjunto. Vamos, que no es precisamente un folleto turístico de Mexico.

Apuntame en el bando de los partidarios de Pekimpah, aunque en su momento me impactó más perros de paja.

FandeABoj dijo...

No sorprende, aunque tampoco decepciona a sus seguidores. Es más o menos lo que esperas de Peckinpah en estado puro.

Un saludo.

JULI dijo...

Como dato, añadiré que Peckinpah era polémico por dos razones, que son el sello identificativo de gran parte de sus películas: su exagerada violencia y su exagerado machismo.
¿Excentricidades de genio? No sé si llega a tanto, pero a mi encantan sus películas.
Si alguien no conoce su película más famosa, la recomiendo: "Grupo Salvaje", en donde el concepto de cine violento alcanza su grado máximo.

Felipe dijo...

¡Hola, Juli y compañía!
Todavía no he visto esta película, pero tras leer el concienzudo análisis, y vuestros comentarios varios, se me despierta un sanguinario deseo de verla, amén de que Juli ya me la había recomendado previamente.
Saludos desde la distancia,
Gamusino

Anónimo dijo...

Peckinpah fue un realizador muy poco valorado en su momento. Posteriormente a su fallecimiento, la crítica empezó a reivindicarle como un "auteur" maldito... Entre el clasicismo de sus temas y la renovacion estilística que tanto impacto generó en su momento, Peckinpah ha sido definido como un poeta de lo macabro...
Su estilo de montaje muy rápido, nerviosos (a ratos esquizofrénico), el empleo de zooms y constantes cambios de angulación para ilustrar las escenas de acción; el uso de la cámara lenta, donde exprime el dramatismo y "coreografía" la violencia de sus películas y la temática sórdida de sus historas fueron sus grandes rasgos definitorios... Controvertido y problemático, (el amigo era un poco borrachín), nunca encajó muy bien en el sistema de estudios y vió como muchas de sus películas eran destrozadas en la sala de montaje (Major Dundee)... Personalmente me parecen geniales Grupo Salvaje, Perros de Paja y Pat Garret & Billy the Kid...
A destacar también su visión de la Segunda Guerra Mundial en La Cruz de Hierro, film bélico cuyos títulos de crédito iniciales tienen un montaje de imágenes de archivo del conflicto absolutamente magistral...
¡Saludos a todo los golferos y golferas desde Mallorca!

Javi Borrull