martes, 8 de diciembre de 2009

El abuelo cocinillas

Propone: Miguel
Comenta: Juli

Miguel nos trajo una película de comidas. Especifico por si hay algún mal pensado que interprete esa frase con su mente sucia: Se trata de una película de Ang Lee (1994) que versa sobre las artes culinarias del protagonista tanto en su vida personal como profesional. Chu es un maestro cocinero viudo de Taiwan que tiene tres hijas y ve la vida a través de la cocina.

Todo transcurre entre cacerolas y suculentos platos orientales, las relaciones padre-hija, hijas-novios, relaciones intervecinales, etc. Ang Lee trata todo ese mundo de sensaciones y sentimientos de manera exquisita y consigue que se nos haga la boca agua con los colores, texturas y si me apuras, hasta los aromas que se adivinan desde la butaca al contemplar la película y los manjares que en ella aparecen.

Para el occidental puede parecerle exagerado que aparezcan quince o dieciséis platos rebosantes en una comida para cuatro comensales, pero recordando el Quijote y el capitulo de las bodas de Camacho, uno puede pensar que eso también se podría hacer aquí.

Muy recomendable la escena de la ultima cena, que aparte del nombre, también tiene de bíblico la referencia al conocimiento carnal que se revela en ella.

2 comentarios:

Luis M. dijo...

Maravillosa como todas las películas de Ang Lee. Y no hace falta comentar nada más...

pepe dijo...

Deliciosa película, efectivamente, que a mí por lo menos me da mucha hambre y muchas ganas de ponerme a cocinar. Las relaciones y conflictos familiares se demuestran, una vez más, universales.