martes, 4 de diciembre de 2007

Delicatessen

Hace ya algunas semanas (perdonad el retraso), Laura nos trajo Delicatessen, película francesa dirigida por Jean Pierre Jeunet y Marc Caro en el año 1991. Película bizarra y extravagante, muy original en planteamiento y realización, es una especie de 13 rue del percebe ambientado en un hipotético futuro no demasiado lejano en el que una sociedad carente de valores se dedica a deportes como la antropofagia con la mayor de las naturalidades. La atmósfera oscura e irreal está muy bien lograda, así como la mezcla de costumbrismo y tenebrismo, de comedia y suspense, todo con el sello de estos dos realizadores galos, que acaba dejando a todo un aspecto de fábula surrealista en el que las cosas significan más de lo que parece.

4 comentarios:

JULI dijo...

La parte del comentario que habla del costumbrismo y tenebrismo me recuerda a veces mi enfermedad: el complejo de ismo, un huevo muy gordo y el otro lo mismo. Y sobre que las cosas significan más de lo que parecen, no estoy muy de acuerdo: significan exactamente lo que parecen: que tienen hambre, que hay escasez de alimentos, y que si le puede echar un chorizo y un trozo de tocino (no importa de qué cerdo) a las lentejas, pues saben mejor y son un alimento mucho más completo y nutritivo.

JULI dijo...

Por cierto, espero que con el comentario anterior me deje lo suficiente la piel, la sangre y las visceras. Así podemos aprovechar y echárselas también a las lentejas.

JULI dijo...

Se me está haciendo la boca agua...
El próximo día del GOLFA me comeré un plato gigante de lentejas, así que os aconsejo que para entonces os resfriéis un poco.

Brundle-pep dijo...

Yo creo que la película tiene una estructura de cuento retorcido y macabro, es una fábula, y como tal tiene un componente simbólico, lo que podríamos llamar una moraleja. Por ahí iba lo de las cosas que significan más de lo que parece. Lo que signifiquen ya es otra historia. Todo está sujeto a interpretación.