martes, 25 de diciembre de 2007

La película más mosqueante del mundo

Propone: Pepe
Comenta: Juli

Y no lo digo porque el espectador se pueda de alguna manera enfadar, sino porque la última película que trajo nuestro querido golfo Pepe fue "La Mosca" (1986), de David Cronenberg. La película trata del típico científico loco que se cree por encima del bien y del mal y que por un descuido en la higiene de su laboratorio, en su propio organismo se le cuela el ADN de una asquerosa mosca, mutando ambos hacia una criatura repugnante que da en llamar Brundle-Mosca (Brundle es su apellido, así que aquí podemos imaginar un Rodríguez-Mosca, que también sería un bichejo asqueroso).

Como curiosidad, el tal Cronenberg quiso emular a Hitchcock y sale en la película haciendo de ginecólogo, si mis fuentes, o sea internet, no me fallan.
Vaya, parece que hoy, en vez de hablar de la película estoy haciendo los típicos comentarios de JULI. Será porque soy yo.

Y ahora en serio, la película está muy bien lograda y consigue mantener en vilo al espectador con ese terror de "asco" que tan de moda se puso en los 80, con esa "revolución" de los efectos especiales que se produjo por aquel entonces. A destacar el gran papel de la pareja protagonista, que supuso el gran éxito de un Jeff Goldblum que debutó en el cine junto a Charles Bronson en la película de 1974 "Yo soy la Justicia" y el lanzamiento de una actriz llamada Geena Davis.

Respecto a David Cronenberg ha dirigido películas desde 1969, con estilos que van desde el típico cine gore (no me refiero al tipo que se forra predicando el ecologismo y no logró que el gobierno del que él formaba parte firmara el protocolo de Kyoto), sino a las películas de asco, hasta películas de acción y violencia con importante carga sexual como "Crash" (1996). Es un director polémico que siempre ha contado con seguidores fieles. Este mismo año que acaba ha dirigido la cinta "Promesas del Este" con gran éxito.

1 comentario:

Visitante casual dijo...

Un comentario sublime, muy acertado en su planteamiento y brillante en su desarrollo.