miércoles, 18 de junio de 2008

La boda de Muriel

Propone: AlbertoComenta: Miguel


La boda de Muriel es una de esas películas en las que su protagonista acaba devorando al actor que la representa, por eso su actriz principal, Toni Collete, es y será siempre Muriel; es lógico que esto ocurra ya que Muriel no es lo que se dice una heroína al uso; su hermana se pasa todo el día diciéndola “eres mala Muriel”, pero en realidad Muriel no es sólo mala, es simplemente inclasificable; tiene un físico difícil, un padre prepotente y destructivo, una madre H , unos hermanos como ella, ninguna capacidad para integrarse en el mundo laboral, y unas petardas a las que considera sus amigas, por eso solo le queda un camino, ser una eterna niña, encerrase en su mundo de canciones de ABBA y esperar a que algún príncipe azul se case con ella. Casarse supondría ser la elegida, el único triunfo al que puede aspirar. Pero un buen día Muriel decide ponerse manos a la obra y convertirse en la persona que siempre deseó, su metamorfosis no se produce por aparición de ningún adonis, sino mas bien obligada por las circunstancias y gracias a su reencuentro con una compañera de instituto interpretada por Rachel Griffiths, con quien dejará su pueblo natal para ir a Sydney. La nueva Muriel tiene que enfrentarse por primera vez a la vida, y la consecuencia es que todos sus defectos y virtudes se multiplican, transformándose en un ser aún más inclasificable.
La boda de Muriel es una de esas películas imprescindibles, disfrazada de comedia esconde un verdadero drama; podría ser una versión distorsionada y amplificada de nuestra propia adolescencia, cuando andábamos perdidos con escasa autonomía, insatisfacción con nosotros mismos, dificultad para encajar con los demás y para materializar un proyecto vital… después la vida te va dando una de cal y otra de arena, con un poco de esfuerzo, un mucho de amigos y un montón de suerte nos van ocurriendo cosas fascinantes y acabamos al fin encontrándonos.



6 comentarios:

JULI dijo...

Respecto a lo del físico de Muriel, no es tan difícil. Es mucho más difícil el de su hermana.

Pepe dijo...

A mi me parece que la actriz lo hace tan bien que a ratos es fea feísima y en otros momentos está bastante guapa. Supongo que parte del mérito es del maquillador, pero ella lo hace perfecto.

Taratela dijo...

Son mas difíciles sus "amiguitas"

djpedrus dijo...

No soy muy de bodas...pero me la apunto, viendo las anteriores recomendaciones no me puedo negar ;-)

Pd: ya tocaba postear eh golf@s ! jeje ;-)

cineclubgolfa dijo...

Pues sí djpedrus, a ver si cogemos carrerilla.

Abel dijo...

Es una de mis películas favoritas, es refrescante y un placer verla para darse un respiro.
Muy recomendable