lunes, 24 de marzo de 2014

Quijotes del siglo XXI

Propone: Julián
Comenta: José Antonio



Siempre he pensado que el equivalente actual de las antiguas novelas de caballerías son los cómics de superhéroes. Por eso, el análogo moderno de nuestro Don Quijote sería un tío que se pusiera mallas de colores, capa y antifaz y saliera a luchar contra el crimen y a impartir justicia por el mundo. La idea  siempre me ha parecido jugosa y ya hay dos películas (al menos que conozca) que se han decidido a abordar el tema. Una fue Kick Ass y la otra es el título que nos trajo el Juli a nuestro Cineclub: Defendor.


Un año separan una cinta de la otra: 2009 y 2010. Defendor es anterior pero dudo mucho que pueda hablarse de plagio. Pese a ser posterior, Kick Ass es una adaptación de un cómic escrito con anterioridad. Así que lo justo sería decir que la idea original fue simultánea entre los guionistas de ambas obras en un momento en el que los superhéroes se estaban consolidando como un género cinematográfico más. Oigo a muchos que se quejan de la cantidad de películas de superhéroes que se hacen, cuando no oigo a nadie que se queje si hacen muchos westerns o películas policíacas. Además teniendo en cuenta la gran cantidad de material que existe, todavía faltan muchas historias por ser contadas. Serían el equivalente quijotesco a todos aquellos que pretendían quemar tan perniciosas obras en la hoguera.


Partiendo de la base de que estos enmascarados son otro género más, es momento de que se vayan diversificando temas. Defendor es una película canadiense realizada para la televisión y protagonizada por Woody Harrelson. Nuestro héroe (o antihéroe) es un retrasado cuya madre fue una prostituta que murió asesinada. Para vengarse, convierte en una cruzada la lucha contra el crimen organizado. Uno de sus principales problemas es que no sabe muy bien a qué carta jugar y si el del drama o de la comedia. Las escenas de las hazañas de Defendor están rodadas con gracia y tienen cierta hilaridad. Toda una declaración de intenciones el hecho de que sólo un tarado en un mundo como el actual es el único que se atreve a salir a luchar contra las injusticias. Sólo un loco emprendería una cruzada por ayudar a los demás. También tiene mala baba la reflexión de que sólo un tarado corre el riesgo de ayudar a una de estas chicas que está siendo explotada por una mafia. En un mundo como en el nuestro, ¿enfrentarse a esta gente es luchar contra molinos de viento?


A pesar de lo que he dicho y aunque pueda parecer contradictorio, me gusta el trasfondo trágico que los guionistas dan al personaje. Sin embargo, las sobreactuaciones de Woody Harrelson dan al traste con estas intenciones trágicas y en todo momento lo que vemos es al actor haciendo el payaso. Kick Ass apuesta claramente por la comedia y se cachondea de todo, hasta de sí misma.

Por otro lado, el formato televisivo se convierte en un lastre para la película, lo cual puede ser un problemón si tenemos en cuenta que nos encontramos en la edad dorada de las series. Este formato televisivo dan la apariencia de que estamos ante una película filmada en los 80 o en los 90, y no en una obra de hace sólo tres años. Se quedó vieja, antes de estrenarse. En resumen, es curiosa pero tampoco vayamos a tirar cohetes. El tema podría haber dado mucho más de sí.


5 comentarios:

Rubén dijo...

Bueno, en El Quijote ya se comenta que los caballeros andantes no sufren hambre, ni tienen sueño ni necesidades fisiológicas, excepto en Tirant Lo Blanc. Y nunca he visto a Supermán meando, por ejemplo. Es cierto que en la II se enamora, pero ya está. Por tanto, coincido en la premisa sobre los caballeros andantes y los superhéroes.

JULI dijo...

Para verle la colita a Supermán (o super-colita), creo que el género adecuado no son precisamente las películas de superhéroes.

J. Antonio dijo...

Teneis que revisar vuestras referencias superheroicas pero ¡ya! Además creo que Defendor tiene más de Batman que de Supermsn.

Pep Sirvent dijo...

Yo creo que el tema superheroico al menos cinematográficamente ha trascendido ya de la división por géneros. Al igual que hay westerns que son comedias, dramas o películas de aventuras, también hay películas de superheroes para todos los gustos. Y desde que en watchmen un héroe enmascarado tenía un gatillazo ya cualquier humana posibilidad es posible.

J. Antonio dijo...

Buen ejemplo el de Watchmen para el comentario, ya que está considerado como el Quijote de los cómics de superhéroes.