miércoles, 24 de septiembre de 2008

Cosas que nunca te dije


Propone: Belén
Comenta: Juli

Dicen que lo malo de esta película es que realmente nunca salen esas cosas que nunca se dijeron.

En sentido estricto es así, no habla exactamente de las cosas que faltaron por decir cuando una relación se rompe de manera abrupta y una de las aprtes no está de acuerdo.

Pero sin hacer alusión a esas cosas, en la película sí que sentimos que se expresan. Ella, la que no está de acuerdo, de repente se ve perdida, nada tiene sentido. Su novio la deja en un viaje al extranjero y no tiene la valentía suficiente como para decírselo a la cara. Sólo una cobarde llamada de teléfono y un plan de vida que se quiebra.

¿Y ahora qué? Como dice Marc Anthony, "me miro y lloro en el espejo y me siento estúpido, ilógico..." ¿Dónde puedo expresar ahora la frustración de esa vida incompleta que de repente me ha sido arrebatada? ¿Cómo salir de este abismo al que he caído súbitamente y por sorpresa? ¿Con quién hablar, desahogarme, en una ciudad hostil que no es la mía, a la que llegué por la ilusión de un amor? el teléfono de la esperanza. Alguien que te escucha y que no tienes pudor en desnudar tu alma.


Pero no es suficiente. Otra vía de escape: las cintas de vídeo. Ahí te lo voy a contar todo. Ahí te voy a decir las cosas que nunca te dije, tal vez por creer que no era necesario, que se sobreentendía, que como tú las sabías, todo el mundo también lo sabía, incluido él. Cintas y cintas donde hablabas de amores, de odios, de cariño, de celos, de venganza. frustración. Se ha roto y no he podido evitarlo. No he hecho nada y lo más duro es que pensaba que no tenía que hacer nada.

La película no tiene mucho más. Alguna nota de humor aislada. el vecino pajillero que sueña contigo y que crees que enviará tus cintas de vídeo, aunque las utiliza para que crezca su vida autosexual. El encuentro con otro ser solitario, que te ha escuchado desde el otro lado del teléfono, aunque nunca lo sabrás, con otra vida carente de sentido, que oculta su soledad con desgracias ajenas, con un corazón bueno y vacío que está deseando abrirse a quien sea capaz de llenarlo. Y más personajes que van poblando la película.


Fundido en negro, se encienden las luces, sensación de que es una película íntima y preciosa, pero que hoy, cuando escribo, y han pasado un par de meses desde entonces, casi no recuerdo.


Por cierto, hay una cosa que no he dicho y es que esta es una película de Isabel Coixet y que nos puso Belén.

11 comentarios:

las gafas de la coixet dijo...

Muy chulo el uso de la segunda persona, don Juli, y eso que a mi me suena que tiene bastante de primera persona...

Anónimo dijo...

Qué profundo!! Noto cierto cambio en el tono de tus comentarios... ¿y tu frecuente sentido del humor? ¿estás depre?

Anónimo dijo...

Cosas que nos gustaria recordaros:
1º zum zum zum zum
2º pipam papapa pam papa

FDO: fina y segura (dos buenas amigas)

marea roja dijo...

a ver si firmamos de vez en cuando, anónimos! A quien no se le ha saltado la lagrimita ante la frase "¿A qué huelen las nubes?"

JULI dijo...

Hum, animados, variados y anónimos comentarios...

Contesto:

1º Sobre la primera persona, la utilizo más en este comentario que la segunda. Y las dos las mezclo con la tercera. Sobre la "indirecta" que encierra el comentario, que cada cual extraiga su propia conclusión.

2º Sobre la falta de humor, cada película sugiere una cosa, y a mi me ha sugerido esto. He intentado la nota de humor en la alusión al vecino, pero al parecer no lo he conseguido suficientemente.

3º Sobre lo que nos gustaría recordar, es muy gratificante que vengan a tu memoria cosas como el zumzumzumpapapimpam, e incluso tatatatatatatatata.

4º Firmo, como siempre. Y las nubes huelen según donde estés, a veces a lluvia, a veces a lágrima, a veces a tierra mojada, a veces a mierda, y a veces, simplemente, no huelen.

JULI dijo...

Por cierto, creo saber quién ha escrito todos los comentarios, menos precisamente el que se queja de que no se firman.

PEPE dijo...

Bueno, me delato, los seudónimos raros son míos, los anónimos puedo sospecharlo...A Fina y a Segura las invito desde ya a venir un día al cineclub, si el aforo lo permite.

JULI dijo...

Fina y segura debe ser Iván.

Gamusino dijo...

Aunque el comentario de esta pinícula me ha parecido mu gonito, y a pesar de no haberla visto, tampoco me surgen grandes ansias por verla, parece un poco somnolienta. La que tengo ganas de ver es la del señor García y su tan solicitada cabeza.

Cómo me gusta criticar las pelis sin haberlas visto...

Anónimo dijo...

Siento mucho el anonimato, olvidé firmar después con mi nombre.
Efectivamente Juli, Fina y Segura es Iván.

JULI dijo...

Iván, es que creo que Pepe se emocionó por la ilusión de nuevas posibles presencias femeninas, jeje