jueves, 4 de septiembre de 2008

Lágrimas en la lluvia

Propone: Laura
Comenta: Pepe

¿Qué se puede decir de una película de la que se ha dicho ya tanto? Referente indiscutible del cine de las últimas décadas, Blade Runner (Ridley Scott, 1982) es una de esas películas imprescindibles que en el momento de su estreno pasó más o menos desapercibida para convertirse con el paso de los años y por derecho propio en el ejemplo más claro de eso que los críticos llaman película de culto.

Todo transcurre en el ambiente asfixiante de una gran ciudad del futuro cercano (cada vez más cercano) donde un policía desencantado se dedica a perseguir androides mientras sospecha que las máquinas que “retira” tienen al menos tanta humanidad, si no más, que él mismo. Con referencias al cine negro clásico (mujer/androide fatal incluido) y con una nueva visión de la ciencia ficción a años luz de los asépticos entornos del 2001 de kubrich y similares, la película nos introduce a través de una hipnótica banda sonora firmada por Vangelis, en los sentimientos y sensaciones del protagonista, en su peripecia interior, articulando a la postre toda una reflexión sobre aquello de lo que habla el arte desde el principio de la humanidad: Vida, amor, muerte, eternidad, …

Como curiosidad, diremos que la película se ha estrenado ya en tres versiones distintas a lo largo de sus 25 años largos de vida. En 1992 se estrenó un montaje del director, que es el que vimos en el cineclub, que prescindía de la voz en off de la primera, incluía la famosa escena del unicornio (que da pistas sobre la verdadera identidad del protagonista) y dejaba un final más abierto, en lugar del happy end de 1982, que fue impuesto por la productora. En 2007, se conmemoró el 25 aniversario con un “final cut” que es, a parte de una escena nueva más bien prescindible, una remasterización de la película del 92.

Dejaremos al gusto de cada uno quedarse con una u otra versión. Antes de dejar paso a la polémica, os dejo con este momentazo de profundo lirismo, en el que un atónito Harrison Ford ve morir a su más íntimo enemigo, que acaba de salvarle la vida.


4 comentarios:

J. Antonio dijo...

Perdona Pepe, pero creo que la versión que vimos en el cine club era la llamada Final Cut. Aunque uno ya se lía. La verdad es que soy incapaz de encontrar diferencias entre una versión y otras. No me la sé de memoria. como otras pelis.

Taratela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Taratela dijo...

La que vimos es un supuesto montaje final, pero en los extras detallan, como la versión que el director presento a la productora, iba sin voz en off, sin escena de final feliz y con la escena del unicornio, ya incluida, la grabaron adrede para Blade Runner, aprovechando el decorado y el caballo de Legent, que se estaba filmando al mismo tiempo. Pero que es una escena esencial para conocer la verdadera naturaleza del protagonista.
Ah bueno, y la primera primerisima versión que el director planto a la productora duraba 4 horacas!!! con un par... Así que plantear cual fue o no la definitiva, se me hace difícil.

J. Antonio dijo...

Jeje, pues para ponerla en el golfa. Te tiran los perros. Si dicen que dos horas es una película larga.