martes, 12 de enero de 2010

Remember: Recuerdos de quita y pon

Propone: Laura
Comenta: José Antonio

Creo que fue Victor Hugo en Los Miserables quien se refería al amor como un hilo invisible que une los corazones de dos personas. Si uno de los dos amantes intenta arrancar ese hilo, le arrancará el pecho causándole un gran agujero y un vacío difícil de llenar. Hay que esperar a que el tiempo debilite esos hilos para poder arrancarlos sin sufrir ningún daño. Pero ¿y si hubiera un método para evitar toda esa fase de espera antes de poder arrancarse los hilos? Algo instantáneo que nos hiciera olvidar a la persona que nos ha roto el corazón, sin sufrimiento alguno. Esta era la hipótesis que nos planteaba “Olvídate de mí” una de las primeras películas que Laura trajo al Golfa. Ahora que la lista de espera de películas a comentar ha bajado un poco, vamos a aprovechar para recuperar la sección Remember.

El chico es Jim Carrey, muy alejado de sus papeles de histriónico a los que nos tiene acostumbrados, y ella es Kate Winslet. Ella ha acudido a una empresa que borra recuerdos, para olvidarse de la relación que ha tenido con él que pasa por sus momentos más bajos. Jim Carrey decide hacer lo mismo que ella. En principio parece una buena idea para acabar con todo ese sufrimiento que no le deja vivir. Pero empezamos a ver lo que sucede dentro de su mente, mientras el borrado actúa de manera implacable. La máquina no sólo elimina los recuerdos tristes y amargos. También los más felices. Porque son los momentos de felicidad los que causan ese dolor, dolor porque ya nunca volverán. Dentro de la mente de Carrey, la pareja tratará de ponerse a salvo de la eliminación. Los momentos más felices se niegan a ser suprimidos. Hay una cierta angustia de saber que no se despedirá de ella, pero ¿qué sentido hay de preocuparse por una persona que para ti nunca ha existido? Entre tanto hay otro personaje, un trabajador de la empresa, que usa los recuerdos más felices de Kate Winslet para tratar de abrirse paso en su corazón.

Y luego queda la gran pregunta: Una vez que los dos han borrado todos sus recuerdos del otro, ¿si volvieran verse de nuevo, se enamorarían otra vez?

La película no está narrada de una manera lineal. El juego con los recuerdos permite ir saltando adelante y detrás en el tiempo, mientras vamos componiendo el puzzle de lo que ha sido la historia de amor de la pareja.

El artífice de todo esto es la pluma de Charlie Kaufman, guionista que escribió “Cómo ser John Malkovich”. Una historia de chico conoce chica, chico pierde a chica y chico se reconcilia con chica, pero que aquí está contado de una manera tan original que parece que es una historia nueva.


6 comentarios:

taratela dijo...

El titulo original se podría traducir como "el eterno amanecer de una mente limpia" o una mente sin malos recuerdos. (corregirme si hay un significado mas cercano al original) La primera vez que la ví, eso precisamente lo que me pregunté: Si olvidas los malos recuerdos relacionados con alguien a quien amas, ¿volverías a enamorarte de la misma persona?, ¿puede que sea el destino? Seguramente si acabarías fijándote en la misma persona, si se trata de algo químico e instintivo, como creo. Y los recuerdos nos evitan el mal trago de cometer dos veces el mismo error, nos ayudan a aprender y quizás a superar el bache de una relación viciada.
Pero aun sabiendo esto, ¿no hemos deseado todos alguna vez poder hacer algo así, olvidar de golpe para no sufrir? Seguro que sí, pero incluso como en la peli nos acaban mostrando Kaufman y Gondry es mejor superarlo conscientemente, doler duele igual y el dolor es parte de la vida.
Como bien dice Julián una historia nada nueva, contada de un modo novedosamente atractivo.

Os dejo un link a un tema de la banda sonora, que personalmente me encanta, toda ella:
http://www.youtube.com/watch?v=WIVh8Mu1a4Q

Luis M. dijo...

Una de mis películas favoritas.

Me encanta!!

Y me parece fantástico la reivindicación del guionista, pues aunque el trabajo visual de Michel Gondry es excelente, me parece que la historia y su argumento son más responsabilidad de Charly Kauffman. De hecho, la siguiente película de Gondry continuaba los aciertos visuales, pero su guión resultaba notablemente más pobre... Con 'Rebobine, por favor', igual mejora, pero no llega a la calidad de esta obra excepcional!!!!

JULI dijo...

Gracias por la mención, pero al César lo que es del César y a José Antonio lo que es de José Antonio, que esas afortunadas palabras son suyas.
Y aclarado esto, el trasfondo de la película es muy interesante y mueve a la reflexión. Ya en su día se generó un animado debate (o quizá mi mente todavía "sucia" lo ha generado en su seno) sobre lo que resume Laura: la influencia de los recuerdos en la felicidad y la posible respuesta que tendríamos en fases distintas de la vida a los mismos estímulos.

taratela dijo...

Perdón Jose Antonio, "como bien dicen tus palabras".
;D
Que pasen un Buen día!
PD. Ah!, os dejo el enlace a nuestro linck en el proyecto REDADAS:

http://www.ypsite.net/redada/?p=87

Esther dijo...

Me encantó la película, la banda sonora, y así me afectó: http://indirectalibre.blogspot.com/2009/12/y-despues-de-la-tempestad.html

RADIOBOY dijo...

Si hay algo que me gusta de este film es que puede plasmar sensaciones en los planos sin caer en la facilidad.